RESERVA
es

Cagliari: capital del Mediterráneo

Cagliari, asomada al Golfo de los Ángeles, es una ciudad antigua fundada por los fenicios. Considerada el centro de la vida política, económica, turística y cultural de Cerdeña, se erige sobre siete colinas: Castello, Colle San Michele, Colle di Bonaria, Monte Urpinu, Monte Claro, Tuvu Mannu y Tuvixeddu.
Capital con una historia milenaria, es el centro administrativo histórico de la isla al haber sido, bajo la denominación de Caralis, capital de la provincia de Cerdeña y Córcega durante el periodo romano y posteriormente capital del Reino de Cerdeña, del 1324 al 1720, y después del 1798 al 1814. Su puerto es uno de los más importantes del Mediterráneo por su relevancia en el panorama italiano e internacional; desarrolla funciones comerciales, industriales, turísticas y de servicio de pasajeros.
La leyenda, narrada por el escritor latino Solino, cuenta que Caralis fue fundada por Aristeo, hijo del Dios Apolo y de la ninfa Cirene, que llegó a Cerdeña desde Beocia en el siglo XV a.C. aproximadamente. Aristeo introdujo en la isla la caza y la agricultura, restableció la paz entre las poblaciones indígenas que estaban en guerra entre sí y fundó la ciudad de Cagliari, en la que reinó después. Según algunas fuentes, Dédalo acompañó a Aristeo a Cerdeña y, según los antiguos griegos, fue el artífice de las imponentes y artificiosas obras (los nuragas) presentes en la isla.

top