Villanova: el antiguo burgo rural.

Villanova es el barrio de la expansión de Cagliari hacia el campo. En el tejido urbano de esta área se conservan todavía inesperadamente  algunos jardines y típicas casas bajas. Rodeado por murallas, fue un elegante paseo de una burguesía campesina y rural.
Son de notable prestigio la iglesia de San Giacomo (con sus internos góticos y su fachada de estilo neoclásico) la iglesia de San Domenico, los Jardines Públicos y la Galería Municipal que expone la rica colección Ingrao.
De la expansión urbanística de Villanova nacieron los barrios de La Vega, San Benedetto, Sant’Alenixedda, Bonaria, Su Baroni y Monte Upinu.