Flamencos rosas: las aves zancudas de las tierras incontaminadas

Las aves zancudas de las tierras incontaminadas nidifican en Cagliari en los estaños de Molentargius, de Santa Gilla y de Monte Urpinu. Llamados por los griegos antiguos “alas de púrpura”, los flamencos regalan matices de rosa, rojo luminoso y negro al paisaje circunstante: una paleta de colores capaz de sorprender a cualquiera. Patrimonio indiscutible del sur de Cerdeña, los flamencos rosas son el orgullo de la población local y una agradable sorpresa para todos los turistas que eligen visitar la ciudad de Cagliari.
Ya desde 1993, los flamencos rosas migratorios adoptaron los estaños de Molentargius como lugar predilecto para su nidificación: un espectáculo de insólita belleza que regala al Parque Natural Regional de Molentargius una importancia faunística y ambiental única en Italia y en toda Europa.
Los espléndidos ejemplares de “gentarrubia” (así se llaman los flamencos rosa en Cagliari) se pueden admirar también en el Monte Urpinu: aquí vive la colonia más grande de la ciudad: casi 2500 parejas. Ejemplares altos, con un largo cuello sinuoso y pies palmeados, capaces de formar durante su vuelo características bandadas en forma de “V”.
Los flamencos rosas nidifican en primavera y después de unos 30 días de incubación de los huevos, se pueden avistar las primeras crías. Estos echarán a volar después de unos 75 días para dirigirse hacia otras zonas europeas.