Stampace: el alma popular de una ciudad.

Es el barrio más antiguo de la ciudad: aquí está radicada la memoria artesana del pueblo de Cagliari. Un barrio sencillo, heredero de antiguos talleres, sin palacios monumentales o  grandes construcciones civiles, a excepción de sus numerosas iglesias, como la de San Michele y la de Sant’Anna, la iglesia de Santa Chiara (comunicada con un magnífico monasterio barroco del siglo XVII) y las pequeñas iglesias de S. Efiso y de S. Restituta.
Por otra parte, aquí se encuentran el interesante Jardín Botánico y el Baluarte de Santa Croce, que es el punto panorámico más alto y, al mismo tiempo, más espectacular de todo Stampace.